Jugando a cruzar el Telón de Acero

Uno de los juegos con los que más disfruté cuando empecé con esta afición de los juegos de mesa fue el grandioso Twilight Struggle (TS), un juego en el que dos jugadores se ponen a los mandos de la URSS y USA para mover influencia por un mapa del mundo en guerra fría y evitar el cataclismo nuclear ( nucelar, la palabra es nucelar). Un juegazo que genera tensión como pocos y te mete en el tema de una manera impresionante. ¿Contras? Pues que se te puede ir a 3 horas. O más.

Cogiendo mecánicas simplificadas del Twilight y con un sistema de mayorías muy sencillo llega al mercado este Telón de Acero, en castellano de la mano de Ludonova. Y para empezar quiero felicitarles por el pedazo de portada de esta edición en nuestro idioma. Sencilla, rotunda y precisa. Si queréis ver la original, os la dejo aquí para que podáis comparar.

pic3868008_md

El juego nos mete en el papel de una de las dos superpotencias y durante unos 20 minutos vamos a intentar demostrar quien manda en el mundo. Si, he dicho 20 minutos. Es como la metadona de TS . Y cumple a la perfección, genera tensión y unas ganas locas de jugar otra partida. Dinámico y aunque sólo vas a jugar 9 cartas en la partida, tiene la suficiente rejugabilidad para cambiar en cada sesión de juego. Estas cartas son países de diferentes regiones del mundo y van a disparar puntuaciones en cuanto se completen estas regiones en la mesa de juego. Si en el algún momento, alguna de las superpotencias llega a su bandera en el marcador de puntuación, se acabó la partida. El marcador es dual, es decir si tu ganas puntos, yo los pierdo y al revés, de manera que al final solo una potencia tendrá la victoria. Cada país se va a puntuar por quien tiene más cubos de influencia en el mismo. El que domine una región , por ejemplo África, se lleva puntos extras por esta dominación, que significa controlar más países de la región.

En tu turno bajas un país a la mesa. Si coincide con tu facción ( tiene la bandera de EEUU o de URSS) puedes o bien poner cubos de influencia, o hacer la acción que viene en la carta. Si no coincide, sólo puedes poner cubos, pero tu rival puede decidir hacer la acción ( que le favorecerá). Esto genera una curiosa situación, ya que a veces las mejores cartas no las puedes jugar al favorecer a tu rival.

pic3853893_md

Si os gusta el tema de la guerra fría es un juego muy recomendable. Si no os llama mucho la temática, tenéis un juego para dos jugadores que os dejará un gran regusto en menos de media hora. Con las suficientes decisiones y profundidad para no ser un filler, portable y con rejugabilidad notable. Eso si, no os dejéis engañar por el tamaño de la caja. Es un juegazo en caja pequeña . Y vale doce euros.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s