Oh my Goods!

 

1

 

Oh my Goods! es un juego del maestro Pfister y que cuenta con el maravilloso e inconfundible arte de Klemens Franz. Fue publicado en 2015 y ya cuenta con una expansión de la que luego daremos unas breves pinceladas.

 

 

 

El juego se resume perfectamente en las 3 palabras de su caja. “Bueno, bonito y barato”. Vamos a desarrollar un poco estos conceptos y así explicaros de que va este juego de caja un poco más grande que una cajetilla de tabaco:

  • Barato. Yo pondría muy barato para los tiempos que corren. El juego lo podéis encontrar por 11 euros en tienda online, y su relación calidad/precio es soberbia.
  • Bonito. Bueno, es Franz. Si te gusta su arte, las cartas lucen muy bien. Además, como ya hizo Pfister en Port Royal, las cartas tienen varias partes diferenciadas para convertirlas en multiusos. Incluso su dorso se usa a modo de mercancía.
  • Calidad. Muchísima. El juego funciona muy bien, de manera ágil y encima con una duración ajustada de unos 30 minutos. Sin entrar mucho en la mecánica, el juego consiste en tener edificios construidos que lleven a cabo la mejor producción posible. Nada nuevo en el universo lúdico. Lo gracioso es que en cada turno trabajarás solo en uno (o en más si tienes ayudantes) de dos maneras: de una manera óptima donde necesitarás aportar los recursos que te pida la carta para producir algo o de manera chapucera, donde necesitas menos recursos pero producirás menos. Difícil decisión.  Los recursos se aportan desde tu mano ( las cartas tienen un recurso en su parte central izquierda) y de un mercado central donde los recursos son comunes para todos los jugadores.
Por ejemplo la primera carta, la fábrica de toneles, aporta madera como recurso ( parte central izquierda). Necesitas once monedas para edificarla, da 3 puntos de victoria al final de la partida ( parte superior) y la producción está en la parte inferior: con 3 de trigo y dos arcillas genera un tonel. Todo muy intuitivo y claro

Siguiendo el ejemplo de la fábrica de toneles, si tuviéramos madera tratada, que procedería de otro edificio, se activa la producción en cadena y por cada madera podemos obtener otro tonel.

La verdad es que viendo la cajita te esperas un juego sencillo, un juego de bazas, algo sin demasiada profundidad y Oh my goods! tiene la justa para no ser un filler y dejarte un buen regusto. Funciona igual de bien entre 2 y 4 jugadores y no existe interacción entre jugadores. Es un juego Masiviano, tu te montas tus edificios, gestionas mercancías y activas producciones en cadena. Gestión solitaria mutijugador. Gloria bendita eurogame. Eso sí, olvidaros de enfundarlo si queréis que os entre en la caja del juego.

Seguro que esta situación os suena: queréis hacer un pedido a una tienda online y tenéis que meter un juego para evitar los gastos de envío. Este es vuestro mejor candidato. No os defraudará.

Y aunque parezca una cosa un poco estrafalaria visto el tipo de juego, tenemos una expansión ya en castellano con… MODO CAMPAÑA y MODO SOLITARIO que lo es una especie de aventura donde tendremos que encadenar partidas por un objetivo que no os voy a desvelar. Nunca me esperaría una expansión de campaña para un título como este pero la verdad es que es increíblemente divertida y el modo solitario funciona a las mil maravillas. El juego mecánicamente no va a cambiar, pero si te condicionarán ciertas decisiones a la hora de construir o producir. Merece la pena pero con el juego base ya tenéis para sacarle unas cuantas horas.

Juan

 

 

 

 

 

Un comentario sobre “Oh my Goods!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s