Walking in Burano, construyendo el mejor vecindario

IMG_20200511_131920

Walking in Burano es un juego de cartas de 1 a 4 jugadores, donde tendréis que intentar atraer turistas a visitar vuestras fabulosas casas, y así tener más prestigio que las edificaciones de vuestros rivales. Está publicado en español por Tranjis Games. Os contamos cómo funciona.

¿Qué contiene la caja?

Cartas de piso, de andamio, cartas de residentes y turistas, monedas, fichas de bonificación y un gato troquelado monísimo.

¿De qué va el juego?

Burano es una hermosa isla de Venecia en Italia, conocida por sus coloridas casas. Caminando por la isla, verás estas vibrantes casas a ambos lados del canal, así como la decoración personal colocada por los habitantes de estas casas y tiendas. Los turistas siempre permanecen en la calle para apreciar y disfrutar de las vistas. Las coloridas casas de Burano necesitan una nueva capa de pintura para poder mantenerse hermosas y atraer más y más turistas. Usa tu creatividad para renovar y decorar las casas y sorprender a los turistas y la población local con tu obra maestra!

¿Cuál es su mecánica principal?

Para empezar a jugar , necesitas colocar  las cartas de piso en el centro de la mesa, separando los mazos de primer, segundo y tercer piso. Se corresponden con la planta baja, la planta media y los tejados de los edificios.  Según el número de jugadores colocaremos más o menos cartas de estos mazos boca arriba y cogeremos más o menos residentes y turistas para la partida. Además cada jugador recibe cuatro monedas, sus 4 fichas de bonificación y dos cartas de andamio. Venga vamos a jugar.

En Walking in Burano los turnos son sencillos y rápidos de resolver. Cada jugador puede llegar a cabo una acción que puede ser:

  • adquirir las tres cartas visibles de una columna. Una de cada piso.
  • dos cartas de piso y una moneda
  • una carta de piso  y dos monedas. Es necesario tomar las cartas por orden, empezando desde arriba o desde abajo y está prohibido saltarse pisos.

Ahora puede colocar hasta 3 cartas de su mano en la zona de juego respetando que deben estar adyacentes a cartas ya existentes. Las cartas de andamio se utilizan como apoyo para poder rellenar pisos altos sin tener las bases. Son muy útiles y necesarias para llevar una buena gestión de tus casas. Para construir pisos, el jugador tiene que pagar monedas:

  • una moneda si construye una piso.
  • tres monedas si construye dos pisos.
  • cinco monedas si construye tres pisos.

¡Recuerda que no podrás construir más de cinco casas!

¿Qué fácil no? Espera espera, que para construir hay restricciones que te harán darle la vuelta al coco.

  • Las cartas que componen una casa deberán ser del mismo color,
  • No podrá haber dos casas adyacentes del mismo color.

Si incumples algunas reglas, tienes que perder una ficha de bonificación. Si no te quedan…tienes que cumplir siempre las normas de construcción.

IMG_20200511_132054

‘Ahora viene lo bueno! Si completas una casa recibes la visita de un turista o residente. Coge una carta de turista o residente y colócala en la parte inferior de la casa. Estos personajes puntúan por características, ornamentos y partes específicas que tiene el edificio, como plantas, farolas, toldos, chimeneas, gatos… incluso por tipos de tiendas que tienes en los bajos de los edificios. Son la gracia del juego, hay muchos y aportan rejugabilidad y muchas estrategias posibles.Puedes repetir en el tipo de turista, pero solo te puede visitar un residente de cada tipo. Incluso puede venir Papa Noel!

Al terminar tu  turno, descartas cartas si tienes más de 3 y monedas si tienes más de 6.

Cuando todos los jugadores han jugado su turno, se rellenan las cartas de la mesa y ¡a volver a empezar!

La partida termina en el momento que un jugador termine su quinta casa. Entonces se hace recuento de puntuación, por personajes y por algunas cartas de tiendas que dan puntos de serie. Además hay que contar las ventanas cerradas de los edificios, aquel jugador que tenga más pierde tantos puntos como número de ventanas. ¡Se siente!

Imagen

¿A quién va dirigido?

A todo el mundo! Ideal para jugar con amigos y familia. Es un juego muy sencillo de reglas, pero con suficiente enjundia para haceros pasar un buen rato dándole vueltas a la cabeza.

IMG_20200511_132332

 

¿Qué me parece?

Walking in Burano entra por los ojos, tiene un diseño muy bonito, funcional y que luce en mesa, con cartas coloridas y un arte muy sencillo pero esmerado en las cartas. A esto tienes que sumarle unas mecánicas muy sencillas de juego pero con suficientes decisiones en partida como para darle unas cuantas vueltas al coco. Si juegas a dos jugadores el juego es bastante estratégico y fluye muy bien. Al aumentar el número de jugadores el juego se va convirtiendo en más táctico, con jugadores que podrá pisarte los pisos que necesitas, o coger los residentes o turistas que te harán puntuar más. Esta parte es genial, tendrás que estar atento a tus edificios y a los de los demás, la idea de estropearle la jugada a un rival es algo a tener en cuenta durante toda la partida, que gaste fichas de bonificación, ¡pero claro no dejes de pensar en como optimizar tus edificios!

La partida son rápidas e intensas, y siempre apetece jugar otra. Ten en cuenta que las cartas más suculentas suelen tener ventanas cerradas que restarán puntos al final de la partida al que más tenga. Equilibra bien esto, ya que puedes perder más puntos de los que ganas por coger ese piso. También es interesante gestionar edificios a futuro, usando los andamios para poder planificar nuevas formas de puntuar.

Además el modo solitario funciona genial, teniendo que intentar optimizar tus edificios  no más de 15 turnos, eliminado en cada uno de ellos un personaje (residente o turista). Es un puzzle muy agradable de jugar y que te tendrá enganchado unos veinte minutos.

Además esto es lo que nos cuenta Sergio:

Walking in Burano es un juego que no te deja indiferente, empezando por la parte artística. Cuando vas construyendo tus edificios el colorido inunda tu mesa. En cuanto a la mecánica, tiene más chicha de la que parece en un principio, ya que hay que controlar bien los combos con las diferentes posibilidades a la hora de puntuar. Y todo esto, vigilando que otro jugador no te quite las cartas que quieres. Una grata sorpresa de un juego familiar que tiene la chicha necesaria para que te rompa algo la cabeza.

Te gustará si…

Buscas un juego para jugar con todo tipo de gente, fácil de explicar pero que te hará exprimir tu cerebro en busca de una buena estrategia. Tiene mucha rejugabilidad, funciona a cualquier número de jugadores y tiene un modo solitario recomendable.  Si te gustan los juegos tipo puzzle, con un pelín de interacción entre jugadores y con partidas rápidas que dan ganas de jugar otra y con una buenísima relación calidad/precio ,este juego es muy recomendable, ¿Nos vamos a Burano a dar un paseo?

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s