Tussie Mussie, díselo con flores.

Tussie Mussie es un juego de cartera de 1 a 4 jugadores con partidas de veinte minutos . Está publicado en español por Salt and Pepper Games. Este pequeño juego de 18 cartas inspirado en la época victoriana cuando amigos y amantes intercambiaban ramilletes de flores en los que escondían mensajes secretos: te quiero, te perdono, has sido cruel… Vamos una especie de Instagram del siglo. Hablando de Instagram, tienes más fotos del juego en este enlace.

¿Cuál es su mecánica principal?

Para empezar a jugar a Tussie Mussie se roban dos cartas del mazo y cada jugador ofrece una boca arriba y otra boca abajo al jugador a su izquierda el cual coloca  la carta sin cambiar de orientación en su espacio de juego. El jugador que ofreció las cartas hace lo mismo con la carta sobrante y el turno pasará al siguiente jugador que repite el proceso. De esta manera se van poniendo cartas en juego hasta que todos los jugadores tengan 4 cartas en su zona de juego. En este  momento se desplazan a una línea inferior las cartas boca abajo, sin cambiarlas de orden y les damos la vuelta. Para proceder a puntuar nuestro ramillete de flores. 

¡¡Toca puntuar!!!

Una vez todos los jugadores tengamos las cuatro cartas en la mesa, las puntuamos. Antes de ello miramos si alguna de las cartas de flores tienen cualquier texto donde leemos “antes de puntuar”. Cada corazón en las cartas nos dará 1 punto de victoria, y añadiremos más puntos aplicando los textos de las cartas de izquierda a derecha. Siempre en este orden, haciendo los combos pertinentes con las cartas.

Anotamos las puntuaciones, recogemos las cartas, volvemos a formar el mazo y comenzamos una nueva ronda. Al final de la tercera ronda quien tenga más puntos de victoria será el ganador. Fácil, ¿verdad?

Te cuento un poco de la expansión Floristería que viene en el juego y te permite jugar en solitario.

Esta modalidad se juega en  3 rondas, ganando el jugador (nosotros o el juego) que tenga más puntos al final de las rondas. Para ello se levantan cartas del mazo de robo según unas cartas especiales que indican la disposición de las mismas (bocarriba o bocabajo).En base  a estas normas de colocación, colocamos las 2 cartas reveladas en nuestra zona y la zona del rival. Repetimos el proceso cuatro veces hasta que tengamos cuatro cartas en nuestra zona de juego. 

El jugador puntúa de la misma manera que en el juego a más jugadores. El jugador virtual no activa la acción “antes de puntuar” si no que se lleva directamente dos puntos por cada carta que tenga este tipo de acción. Por lo demás puntúa de la misma manera. Anotamos las puntuaciones y pasamos a la segunda ronda.

Ahora bien, lo bueno. Al comenzar la segunda ronda de juego el jugador virtual   obtiene 1 carta de Flor al azar de las cartas que tiene en su zona de juego. Y espera que en la tercera ronda el jugador virtual recibe dos cartas. Cada vez hará combos más potentes así que ¡ya puedes hacer un buen ramo!

Al finalizar la tercera ronda se cuentan todas las puntuaciones… y si tienes más que el jugador virtual, ¡has ganado!

¿Qué me parece?

No te dejes engañar por las apariencias. Tussie Mussie, entra tanta carta de flor y belleza vegetal, esconde un estupendo juego de combos de cartas con una profundidad casi milagrosa para las pocas cartas que componen el juego. 

Cuando digo profundidad no me refiero a complejidad. Ya has visto estos días la sencillez de reglas que tiene este juego. Te las verás para conseguir el mejor combo con cuatro cartas. Las acciones de cada carta son potentes y te marcarán la estrategia a seguir en cada ronda y el tema de jugar cartas boca abajo le da un toque muy divertido y a la vez sorpresivo a cada ronda. Me gusta esa idea y la elegancia a la hora de puntuar. En un combo de 4 cartas tendrás que tener acciones antes de puntuar, corazones que dan puntos y las acciones de las cartas que siempre se activa de izquierda a derecha. Además si os gusta jugar en solitario, funciona maravillosamente bien.

En cuanto al diseño el juego es precioso. Y destaco una cosa de la que casi nunca se habla. Las traseras de las cartas son espectaculares. Los tonos pastel y ocres de las flores dibujados como en acuarela son muy vistosos.

Pero todo no va a ser tan bueno. No es un juego para jugar toda la tarde, ya que su sencillez hace que pueda resultar insulso si encadenamos muchas partidas seguidas.  Daros cuenta que el mazo de cartas es muy corto, por lo que los combos se tienden a repetir, aunque como os decía son muy variados. Eso sí su estupendo tamaño y formato de cartera, lo hacen ideal para sacar en cualquier sitio para una partidilla rápida. Y si lo queréis enfundar también entra  la carterita.

Te gustará si buscas un juego muy portable de temática original, bueno bonito y barato.Muy recomendable en solitario.

Resumiendo:

✅Fantástico en solitario

✅Mecánicas simples pero efectivas

✅Temática original

✅Relación calidad/precio.

❌Si juegas muchas partidas seguidas puede llegar a perder frescura. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s