Set a Watch, ¡qué no se apague el fuego!

Set a Watch es un juego cooperativo de uno a cuatro jugadores con partidas de una hora y para mayores de 13 años en el que hay que asegurar nueve Localizaciones para evitar que los acólitos rompan los sellos que retienen al malvado Profanador. Un juego de gestión de acciones y dados editado en castellano por Bumblebee. Tienes más fotos del juego en este enlace.

El Reino está en grave peligro. Poderosos enemigos están conspirando para resucitar al vil y poderoso Profanador que ha sido exterminado por ti y tu grupo. Ahora vosotros, los cuatro valerosos Aventureros del Reino, deberéis acudir a los lugares de invocación y derrotar a las hordas de Criaturas que hay detrás de esta maléfica conjura. Cada uno de vosotros, posee un único conjunto de habilidades, que unidas una vez más, usaréis para derrotar al mal antes de que El Profanador suma el mundo en la completa oscuridad.

En cada ronda tu grupo concurrirá en una nueva Localización, eligiendo un Aventurero para descansar y tomar medidas estratégicas de Campamento, mientras que el resto del grupo asumirá la Guardia y se enfrentará a una incursión de Criaturas que intentarán entrar en el Campamento. Usando tus dados para combatir y activar Habilidades de clase únicas, tu equipo tendrá que abordar el puzle de combate de cada ronda con astucia y resolución. En una campaña épica, para sobrevivir deberéis derrotar al renacido Profanador, manteniendo vivo el fuego de Campamento, usando el ingenio y la maestría en el combate para preservar la luz… o todo será consumido por la oscuridad.

¿Cuál es su mecánica principal?

Jugar a Set a Watch es sencillo, se juega sobre la misma caja del juego que simula un campamento, donde deberemos hacer guardia. Cada jugador elige un aventurero y coge sus cartas y dados específicos, indicado en la propia ficha. Esas cartas le permitirán hacer acciones. Solo nos queda preparar los mazos de enemigos (criaturas y profanadores) y la de localizaciones. Para ello, debes consultar el reglamento ya que depende de la dificultad de la partida.

¡A jugar! El objetivo del juego, es derrotar al maldito profanador, manteniendo siempre encendido el fuego del campamento. Como el juego es colaborativo, todos los jugadores deben gestionar en conjunto esto durante las 9 rondas que dura el juego. ¡Qué no se apague el fuego por favor! ¿Alguien trajo cerillas? Las rondas son sencillas y siguen estos pasos:

Primero tiras dados y se colocan en tu ficha de personaje. Se pueden modificar con algunas cartas. Ya tienes la base para tus acciones.
Segundo, necesitamos elegir un jugador que descanse en el campamento. A lo largo de la partida cada personaje descansará dos veces. Descansar es bueno porque recupera cartas de habilidad y puede usar las acciones del campamento. Estas acciones se hacen con sus dados y son muy sencillas. Permiten mover la ficha de fuego para evitar que se apague, mirar el mazo de cartas de criatura o de localizaciones, curar a otro personaje, cambiar las cartas de equipamiento que tiene… Además cabe destacar que algunas acciones emplean runas, son acciones potentes que precisan de combinaciones de dobles o triples con los dados. Pero merecen la pena por que actúan sobre el mazo de profanadores, la horda (luego te hablo de ella) y permiten que los demás jugadores puedan relanzar sus dados si quieren mejorar su tirada inicial.

Tercero, vamos con la fase de guardia, toca defender el campamento. Primero tienes que preparar una línea de criaturas igual al nivel que tengas de fuego en el campamento y se comprueban los efectos especiales de la carta. En ese momento, los jugadores colaboran gastando sus dados y cartas para hacer acciones que eliminen a estas criaturas. Ojito con no eliminarlas, porque si queda alguna viva al final de la ronda los jugadores están obligados a agotar cartas según el daño que proporciona la criatura. Aquí viene la fiesta, prepárate; si al menos un jugador tiene una carta de habilidad no agotada, se pasa a la siguiente ronda y volvemos a jugar. Sino, la partida acaba con derrota. ¡Las cartas de habilidad, son a la vez la vida de los héroes!

A continuación se revela una nueva localización que puede modificar nuestro nivel de fuego y volvemos a empezar. Pero…. cuando llega la novena ronda…

¡Vamos con la fase de horda que se va a liar muy gorda!

Cuando aparece la novena localización nos enfrentamos a las criaturas de cada ronda y a continuación a las cartas que están en el mazo de horda por lo que la fiesta está asegurada.
Si al acabar esta novena ronda al menos un jugador tiene una carta de habilidad no agotada, ¡¡la partida termina con victoria para los jugadores!!

¿Qué me parece?

¡Uf por dónde empezar! La verdad es que este juego me ha sorprendido gratamente y la verdad es que me esperaba un juego más de mazmorreo. La portada es preciosa y al principio no entendía muy bien el concepto de campamento y guardia… Estamos ante un juego de aguantar las tortas. Aguanta 9 rondas y ganas. Inconveniente, las propias acciones son la vida de los héroes y cómo se agoten todas… pues se acabó! Además no se puede apagar el fuego por lo que hay que vigilar muy mucho su nivel durante toda la partida.

A nivel de componentes solo puedo quitarme el sombrero. Me encanta la caja imantada, que sea a la vez el tablero, la calidad general de todo para el precio que tiene el juego. Muy bien en este aspecto, además el diseño gráfico y las ilustraciones son fantásticas. Ocupa muy poco sitio y viene repleto de componentes. Otro título que cumple la máxima de “caja pequeña, juego enorme” . Además aunque no es un juego temático, la ambientación luce y es original.

Tensión, mucha tensión porque claro, entre que se apaga el fuego, que aparecen criaturas, que la horda aumenta, que se agotan las habilidades, que la nueva localización me fastidia más de lo esperado… estamos ante un cooperativo muy fácil de jugar pero complicado de ganar. Bueno, creo que es como deberían ser todos, diversión desde el minuto uno y mucha rejugabilidad. Porque tiene mucha rejugabilidad al tener muchas cartas y no usar todas en cada partida. Además si te vienes arriba puedes aumentar la dificultad…

Como buen cooperativo podemos jugarlo de 1 a 4 jugadores, y siempre llevaremos a 4 personajes. Y lo mejor es que jugando en solitario no se hace pesado, son sencillos de llevar y los turnos son muy ágiles. Otra ventaja, no suele haber mucho entreturno ya que todos los jugadores cooperan. ¡Bien por no esperar sin hacer nada!

Te gustará si te gustan los cooperativos, los juegos con acciones a partir de dados y los retos exigentes. Un grandísimo juego en caja pequeña que se puede convertir en un nuevo clásico. Uno de los mejores juegos que he jugado este año.

Resumiendo:

✅ temática
✅ cooperativo
✅ originalidad
✅ tensión
✅ calidad de componentes
✅ tamaño de la caja
✅ buen solitario

❌si no te gusta la temática te pierdes un gran juego
❌la dificultad puede llegar a ser frustrante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s